Alberto Quijano Guerrero (24 de noviembre de 1919 en San Juan de Pasto (Colombia) - †23 de diciembre de 1995 en la misma ciudad) fue un escritor, poeta, historiador, ensayista y humanista nariñense.

Quijano Guerrero nace en el hogar formado por el payanes Rafael María Quijano y la pastusa Évila Guerrero.



Educación;

Cursó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio “La Inmaculada” (actual Instituto Champagnat de Pasto), recibiendo una sólida formación que le impulsó desde muy joven a publicar trabajos en el campo de la poesía y el ensayo, de los cuales varios se encuentran en la revista marista “El Colegial”, de dicha institución educativa, de la cual fue durante varios años su director.

MEDALLAS OBTENIDAS EN EL LICEO LA INMACULADA, ACTUAL INSTITUTO CHAMPAGNAT EN SU ÉPOCA DE BACHILLER.


Desempeño laboral;

Luego de afrontar la pérdida de la figura paterna y hacerse cargo de la responsabilidad de sostener a su familia, trabaja como Secretario del Gobernador del Departamento de Nariño durante varias administraciones, y posteriormente se vincula a la rama judicial, en donde es nombrado como primer Secretario de la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Pasto y también se desempeñó como Auxiliar de Magistrado en las salas civil, penal, laboral.


De igual manera, fue docente de la Universidad de Nariño, en donde también desempeñó los cargos de Profesor Hora Cátedra, Profesor Titular, Decano, Jefe de Departamento, miembro de todos los consejos y Rector.


Entre los años de 1953 y 1954, durante los años del gobierno de Gustavo Rojas Pinilla, en conjunto con intelectuales de la época como Ernesto Vela Angulo, logra publicar la revista “Amerindia”, como medio de difusión de ideas, la cual tuvo que soportar las medidas de censura, aunque logrando, pese a las restricciones artículos bastante críticos con la situación del momento.


Igualmente, fruto del intercambio y debate de ideas, entre la década de los cuarenta y los años cincuenta, comienza a destacarse en el campo de la historia con la realización de interesantes estudios, siendo llamado por sus méritos a formar parte del entonces Centro de Estudios Históricos de Pasto, en calidad de Miembro de Número. En ceremonia del 12 de octubre de 1956, realiza la lectura académica de un estudio titulado “América, continente de la Paradoja”.


De la misma manera en dicho año publica el escrito titulado “El proceso histórico”.

En los estudios históricos de Zúñiga Eraso, Alberto Quijano Guerrero, se caracteriza por reafirmar la inexistencia de verdades absolutas de un saber histórico en permanente construcción, la exaltación de valores regionales, y la escritura lírico objetiva de sus trabajos. El aporte indígena y la participación en los procesos históricos de los pueblos olvidados ocupan un lugar central en sus estudios y de igual manera ocupan papel central en su análisis los procesos históricos regionales y el análisis contextual de personajes como Capusigra, Tamasagra, Melchor Inca de Salazar, Gonzalo Rodríguez, Juan Lorenzo Lucero, Alejandro Santander, José Rafael Sañudo, Leopoldo López Álvarez, Ignacio Rodríguez Guerrero, entre otros.


En el año de 1959 aparece la obra poética "La leyenda de los leones", dedicada a la ciudad de Pasto y a personajes como Agustín Agualongo. Posteriormente, salen a la luz pública: "Las Rutas periodísticas del Quijote Santafereño" en el año de 1965; "Santander, prototipo de una generación polémica" en 1969; "El pensamiento ecléctico de José Rafael Sañudo" en 1973; "Evolución histórica de los cabildos indígenas de Colombia" en 1974; "Cautiverio y Sacrificio de Atahualpa, Premonición y Poesía" en 1987; "Don Gonzalo Rodríguez, precursor de precursores" en 1989. Así mismo el poemario "Rutas de Imágenes", en 1989.


En este ambiente, en la Universidad se consagra como un referente en el campo de la docencia, y dirige varias iniciativas como es la publicación de la revista "Meridiano". En los años ochenta, ostenta el cargo de Rector del Alma Máter nariñense.


En la Academia Nariñense de Historia, igualmente, ocupa el cargo durante varios años de Secretario Perpetuo e impulsa como director, la "Revista de Historia", órgano de difusión de dicha corporación. Luego del deceso de Ignacio Rodríguez Guerrero, asume a mediados de los años ochenta la presidencia, impulsando proyectos como los encuentros internacionales de historiadores, entre ellos: Primer Encuentro Colombo-Ecuatoriano sobre "Raíces históricas", en 1987; "Encuentro de dos culturas" en 1989, "Hispanización y Mestizaje" en 1992; "Mujer, Familia y Educación en Colombia", en 1994. De igual manera se destaca la continua realización de foros, seminarios, encuentros con sectores educativos y de la sociedad, en la búsqueda de lograr difundir el pensamiento y los estudios sobre la región.


En 1988, es llamado a formar parte de la Academia Colombiana de Historia, en calidad de Miembro Correspondiente, redactando para el efecto, el estudio titulado "El pastuso Don Gonzalo Rodríguez, precursor de precursores", de amplia acogida en los sectores académicos por la novedad del estudio, al punto que en el año de 1987, en la conmemoración de los 450 años de fundación hispanica de Pasto, es colocado un busto y una placa del "protomártir de la libertad".


Además, fue gran propulsor de la iniciación de la obra conjunta que periódicamente publica la Academia Nariñense de Historia, conocida como "Manual Historia de Pasto", participando con varios escritos en el primer tomo, tiempo antes de su deceso.


Participó en diversas entidades, y dirigió varios medios de publicaciones en temática cultural. Fue Miembro de número, Secretario Perpetuo y Presidente de la Academia Nariñense de Historia; Cofundador de la Casa de la Cultura de Nariño; Miembro honorario de la Sociedad Bolivariana del Atlántico; de la Academia de Historia del Valle del Cauca, de la Academia de Historia del Magdalena, del Instituto Hispánico de la Cultura; Miembro Correspondiente de la Academia Colombiana de Historia, y del Centro de amigos de Genealogía del Ecuador; Miembro fundador del Centro de Estudios Genealógicos, Antropológicos y Sociales de Pasto; Integrante de la Fundación “Morada al Sur”; Fundador y Director de la Revista “Meridiano” de la Universidad de Nariño; Codirector de la Revista “Amerindia”; Director de la Revista de Historia de la Academia Nariñense de Historia.

Galardones y homenajes:

Obtuvo diversos reconocimientos por su trayectoria en el campo de las humanidades entre ellos: por la Secretaría de Educación, Alcaldía de Pasto, Medalla Cívica Asamblea Departamental de Nariño, Medalla Leopoldo López Alvarez, Colegio de Abogados de Nariño, Medalla al Mérito Gobernación de Nariño en el grado de Comendador y Medalla Academia Nariñense de Historia. Como homenaje póstumo es condecorado con la "Orden al Mérito San Juan de Pasto, grado Gran Cruz" por la Alcaldía de Pasto en junio de 2004, al realizarse el lanzamiento de una nueva edición de "Luz en la Arcilla". Algunas instituciones de educación llevan su nombre (como la Institución Educativa “Alberto Quijano Guerrero” de Tangua), y la Universidad de Nariño en reconocimiento a su aporte intelectual, creo la Convocatoria de Investigación “Alberto Quijano Guerrero” y denominó a su biblioteca “Alberto Quijano Guerrero”. En la conmemoración de los cien años de existencia del alma máter nariñense, fue descubierto un busto en homenaje, el cual se ubica en el edificio correspondiente a dicha dependencia. La Academia Nariñense de Historia ha instaurado desde 1996, la Cátedra "Alberto Quijano Guerrero", como espacio para difusión del pensamiento historiográfico.


Doctor Honoris Causa en Filosofía y Letras de la Universidad de Nariño, en el año de 1968.

Diversas Condecoraciones


Doctor Honoris Causa en Filosofía y Letras de la Universidad de Nariño, en el año de 1968




Obra:

Su obra literaria e histórica consta de 227 poemas, 22 traducciones poéticas, 12 apólogos, 15 cuentos, una novela, 6 obras dramáticas, 171 ensayos literarios, 63 discursos académicos y 96 artículos históricos, entre las cuales se destacan las obras:

Obra poética:

"Microvisiones"

"Alfabeto de Cánticos" 

"La leyenda de los leones" 

"Rutas de Imágenes" 

"Desde el sendero de las luciérnagas".


Cuento:

"Las cuentas del amo", 

"El patrón", 

"Desde el sendero de las luciérnagas".



Himnos:

De la ciudad de Pasto: Por petición de la Sociedad de Mejoras Públicas, regentada por Carlos César Puyana. Música de Lubín Mazuera. Estrenado el 24 de junio de 1968.


Del departamento de Nariño: ganador del concurso convocado por Sergio Antonio Ruano, gobernador del departamento, con ocasión de los 50 años de creación de la entidad territorial. música de Luis Martínez.

De la Universidad de Nariño: ganador del concurso convocado en 1951 por el rector de la Universidad de Nariño, José María Velazco, música de Gonzalo Rojas, estrenado en 1954.


Así mismo fue autor de los himnos del Colegio de Abogados de Nariño, del municipio de Chachagüí, del Grupo Cabal de Ipiales, de la Institución “Joaquín María Pérez”, Sociedad Antonio Ricaurte, Instituto de Orientación Femenina “Policarpa Salavarrieta” de Samaniego, Pre escolar “San Jorge”, Colegio Mixto “Diego Luis Córdoba” de Linares, Colegio Integrado de Genoy “Francisco de la Villota”, Colegio “Pedro León Torres” y Colegio Nocturno “Jorge Giraldo Restrepo”.



Pasto  Tierra  Cultural